Warren Buffett y McDonald’s: historia de una inversión

Warren Buffett y McDonald's

Warren Buffett come en McDonald’s (MCD) casi todos los días. Y además bebe Coca-Cola a diario. A pesar de las hamburguesas y las bebidas carbonatadas, los 91 años se encuentra en plenas capacidades para seguir invirtiendo, dirigiendo Berkshire Hathaway (BRK) y regalándonos su sabiduría.

Buffett se puede permitir restaurantes más caros, pero el Oráculo de Omaha es fiel a su hamburguesería de comida rápida. Tanto es así que Warren Buffett es una de las pocas personas que posee la tarjeta dorada de McDonald’s, mediante la cual puede comer de manera gratuita en cualquier establecimiento de la cadena en la ciudad de Omaha, Nebraska.

La inversión de Warren Buffett en McDonald’s

Warren Buffett siempre se ha caracterizado por su estrategia de inversión a largo plazo, por ejemplo en Coca-Cola. Sin embargo, Buffett vendió su posición en McDonald’s entre 1995 y 1998. Viendo su cotización posterior, no es raro que Buffett considere esa venta «un error muy grande».

Warren Buffett vendió su posición en McDonald's entre 1995 y 1998
Warren Buffett vendió su posición en McDonald’s entre 1995 y 1998

En 1995, Berkshire Hathaway tenía más de 30 millones de acciones de McDonald’s en cartera, correspondientes a más de 60 millones acciones actuales tras el split 2:1 de la cadena de comida rápida. La inversión de Berkshire en McDonald’s en ese momento rondaba los $1,300 millones. Hoy en día, dicha posición estaría cerca de los $15,000 millones. Suma los dividendos y multiplica por el interés compuesto y verás como tú también te arrepentirías de haberla vendido.

¿Volverá a invertir Berkshire Hathaway en McDonald’s?

La respuesta a esa pregunta nadie la sabe. Warren Buffett ama McDonald’s, al menos desayunar allí por menos de 4 dólares. Le encantan sus hamburguesas y tomárselas con una o dos Coca-Colas. Pero, ¿volver a invertir en la compañía? Eso quizá es más difícil.

Parece que Buffett tiene ahora otro tipo de empresas en mente, más tecnológicas. Así lo demuestran sus inversiones en Apple (AAPL) y su reticencia a venderla. Aunque, ¿quién sabe? Todavía le quedan años de vida a Mr. Buffett.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.